Cómo hacer una ficha del alumno

Ser profesor online y tener tu propio negocio implica que vas a tener continuamente un gran número de tareas pendientes, y que tienes que ser capaz de gestionarlas todas, a veces haciendo malabarismos para que lo urgente y lo imprescindible no ocupen todo tu tiempo. Por eso, para mí una de las claves del éxito como profesor online autónomo es tener una buena organización.

Ya os hablé en otro post de que desde hace unos meses tengo un calendario de trabajo (ahora mismo casi cerrado hasta finales de junio), con tiempo para mis clases, para todo el resto de cosas que hago para mi academia online, Tu escuela de español (vídeos para el canal de YouTube, artículos para los blogs, lecciones para mis cursos online de español, etc.), y con días reservados para hacer artículos y vídeos para esta web.

Pese a este gran volumen de tareas, nunca pierdo de vista cuál es mi gran prioridad: mis clases por Skype. Y en ellas es donde más intento tener una buena organización para ofrecer siempre a mis alumnos una enseñanza personalizada y adaptada a sus necesidades.

Y muchas veces no es fácil. Porque cuando das clases a alumnos de diversos países, edades y profesiones; con necesidades y objetivos muy diferentes; con distinta frecuencia del número de clases y distintos ritmos de aprendizaje, y que incluso a veces desaparecen durante varias semanas… es complicado mantenerte centrado y darle a cada uno lo que necesita en cada momento.

Lo que yo hago para afrontar esta situación es apuntarlo todo para tener por escrito y a mano cualquier información que necesite en cualquier momento. Así, como mínimo tengo dos documentos clave de cada alumno: una ficha del alumno y una programación detallada de sus clases (qué hemos hecho en cada clase pasada y qué vamos a hacer en las próximas).

En este post os voy a explicar cómo hago yo mi ficha del alumno y, pinchando en el botón que hay debajo de la foto, podéis descargaros esta ficha para utilizarla con vuestros alumnos si os gusta.

Captura ficha alumno

 
Yo divido esta ficha del alumno en tres apartados: datos personales, idiomas y español. La mayoría de esta información la obtengo durante la clase de prueba, aunque muchas veces añado luego más datos que conozco en las siguientes clases y que considero relevantes.

En el apartado dedicado a los datos personales, que podéis ver en la foto, escribo el nombre y el apellido del alumno, su correo electrónico, su nombre de usuario de Skype, el país en el que vive (y, si es diferente de su país de nacimiento, también este), su edad, su profesión, sus aficiones y otros datos de interés (si está casado, si tiene hijos, etc.).

Toda esta información me sirve, en primer lugar, para tener siempre a mano los datos de contacto del alumno y, en segundo lugar, para buscar cosas para sus clases que le puedan gustar o resultar interesantes.

El segundo apartado de la ficha está dedicado a los idiomas que conoce el alumno. En él anoto cuál es su lengua materna y, qué otros idiomas conoce y qué nivel tiene en cada uno de ellos.

Para mí, estas cuestiones son muy importantes porque gran parte de los errores a la hora de hablar un idioma son debidos a interferencias con la lengua materna o con otros idiomas parecidos que conoces mejor. Y, además, me gusta mucho durante mis clases incidir en las similitudes y las diferencias entre el español y el resto de lenguas que habla el alumno.

Finalmente, en mi ficha del alumno hay un apartado dedicado a sus conocimientos de español. En primer lugar, escribo el nivel que creo que tiene el alumno después de hacer la clase de prueba con él (tanto de comprensión como de expresión oral).

A continuación, anoto la información que me ha dado sobre los estudios de español que ha realizado hasta ese momento (cuánto tiempo y dónde).

Después me centro en los objetivos y las necesidades con el español que el alumno me ha transmitido durante la clase de prueba, y finalmente apunto cuáles parecen ser sus principales dificultades lingüísticas (por ejemplo, “entiende bien, pero se expresa con mucha lentitud”; “tiene conocimientos de gramática de nivel intermedio, pero sabe muy poco vocabulario”; “tiene un vocabulario de B1, pero su nivel de gramática es bastante más bajo”, etc.).

Espero que mi ficha del alumno os haya parecido útil y recordad que, si queréis descargarla, solo tenéis que pinchar en el botón que hay debajo de la foto, y escribir vuestro nombre y vuestro correo electrónico.

Interacciones del lector

Comentarios

  1. Hola Elena. Es muy útil tu página web para mí, estoy seguro que también para muchos. Quiero comentarte que me estoy iniciando como profesor ELE online y también aún me estoy capacitando, quería preguntarte como haces para dar clases de español online a una persona de Arabia, Portugal, Japón o Rumanía, si ellos no tienen conocimiento previo de español o sino no hablan inglés? Muchas gracias por todos los recursos que tienes en tu página que nos ayuda mucho.

    • ¡Hola Chistian! Me alegro mucho de que mi web te resulte útil.

      Respecto a tu pregunta, normalmente no doy clases online de español a estudiantes de nivel inicial porque me parecen muy difíciles. Y a los pocos a los que he dado clase, sí sabían inglés. Para mí, es casi imposible enseñar un idioma por internet (sin poder jugar con cosas o moverte) a personas sin conocimientos previos sin tener una lengua común entre el estudiante y el profesor, aunque sé que algunos compañeros sí lo hacen.

      ¡Mucha suerte con tu trabajo como profesor de ELE online! Saludos, Elena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *